ENFERMEDAD DE GLÄSSER: Diagnóstico y tratamiento

Posted on Actualizado enn

DIAGNOSTICO

Cuando hablamos de diagnóstico, nos referimos lógicamente, no al hecho de detectar la presencia de Haemophilus parasuis en granja, pues este, se encuentra presente en casi todas las explotaciones; en realidad, cuando decimos a nivel de campo que tenemos enfermedad de Glässer, estamos diciendo, que por diferentes circunstancias, esta bacteria está causando serios problemas en la explotación.

 Esto explica el por qué la serología tiene poco interés diagnóstico, por una parte, el hecho de que encontremos anticuerpos sólo nos dice que esos animales han tenido contacto con la bacteria (cosa normal), y por otra parte, la serología, no nos va a serotipificar, lo cual sabiendo que hay serotipos muy patógenos y otros apatógenos, es bastante importante.

Animal con meningitis.Fte foto: focus on haemophilus parasuis(Virbac)

En primer lugar los signos clínicos nos pueden orientar:

-Animales muertos súbitamente en fase de destete ó comienzo de cebo

-Lechones pálidos, con pelos erizados, desmedrados….

-Animales en el suelo, con temblores, nistagmos…

-Articulaciones inflamadas

-Toses, cerdos retrasados

-En necropsias: Poliserositis, fibrina en la cavidad peritoneal y pericárdica

La enfermedad de Glässer tiene una baja morbilidad(10-50% de afectados en un lote), pero una alta mortalidad. Los anteriores signos nos indican ,que fácilmente tengamos un problema con una implicación de Haemophilus parasuis, no obstante debemos considerar un diagnóstico diferencial frente a otros pátogenos:

Pleuresia firinosa y pericarditis.Fte:Focus on hamophilus parasuis(Virbac)

-E. Coli: Sabemos que en esta enfermedad se producen muertes súbitas y signos nerviosos. En la enfermedad de los edemas no hay fiebre y lesiones de poliserositis.

-Mycoplasma Hyorhinis: En este caso también encontraremos problemas articulares y poliserositis, pero habrá poca afección del peritoneo y menor mortalidad y morbilidad.

-Actinobacillus Suis: Tendríamos una alta mortalidad sólo en lechones lactantes ó recién destetados.

-Mycoplasma hyosynoviae: En este caso no hay fiebre y el inicio de la enfermedad es repentino, afectando a edades de 8 a 30 semanas.

-Enfermedad del corazón de Mora(falta de vitaminaE): En este caso hay focos de necrosis en hígado y múculo.

- Streptococcus Suis: Es complicado el diagnóstico diferencial ….en el caso de streptococcias las lesiones tienen un componente purulento importante,presencia de menores cantidades de fibrina en lesiones, fiebre muy alta (42ºC) y una cosa importante ,que es la buena respuesta al tratamiento con Penicilinasy análogos.-

-Intoxicación por sal: Ausencia de fiebre, falta de agua.

Lechones desmedrados...Glasser?? PCV2???

El diagnóstico definitivo(gold standard), será el laboratorial, consiguiendo el aislar la bacteria de muestras de los órganos afectados ó de fluidos ,sangre del corazóny/ó exudados, en animales en la fase aguda de la enfermedad.

Hay que tener en cuenta, la fragilidad de esta bacteria y los requisitos especiales para su desarrollo en presencia de otras bacterias presentes en la muestra, esto explica, el que en ocasiones tengamos un resultado laboratorial negativo y sin embargo la bacteria esté presente en granja.

Como norma general y de forma ideal:

- Coger muestras de animales sin medicar

- Coger muestras de animales en fase aguda y  de animales sin signos aparentes.

- No sirven torundas nasales, idealmente y con agujas esteriles recoger liquido cefalorraquídeo, pericárdico ,pleural  ó sinovial. Las muestras de pulmón no son válidas, pues puede hallarse postmorten,  por paso aquí a partir de la cavidad nasal.

-Pueden impregnarse hisopos con liquido ascítico, pleural, pericárdico y tratar de enviarlo en 24 horas (conveniente el uso de hisopos con medio de transporte amies con refrigeración si se va a tardar más)

 Se puede recurrir a técnicas de PCR(Oliveira y colaboradores), capaces de detectar no sólo la presencia de Haemophilus parasuis entre colonias sospechosas en cultivo, sino también del material patológico obtenido del cadáver.

Por último señalar las limitaciones del diagnóstico ,en el sentido de que se puede aislar en una misma muestra  más de una cepa de de H. parasuis ó aislar una cepa y que esta, no sea la que realmente nos está originando los problemas.

TRATAMIENTO y CONTROL

Fte:De la Fuente y col 2007.veterinay Microbiology 120:184-191.Aislamientos de H.parasuis Españoles(n=30)

En primer lugar señalar, que de todos es conocido como existen una serie de factores predisponentes ,que pueden desatar un brote  de esta enfermedad y por tanto debemos revisar todos los puntos relacionados con el manejo ,que en muchos casos son el detonante de un brote. Por otra parte , aunque realicemos un tratamiento de urgencia, lo ideal es el envio de muestras a laboratorio para realización del correspondiente antibiograma

H. parasuis es habitualmente  sensible a Penicilina, Amoxicilinas, Ampicilina, trimetroprim+ sulfonamida y tetraciclinas entre otros .

En brotes agudos, los tratamientos deben ser a todos los animales del lote, con altas dosis y via parenteral(Desrosiers ycol).

Medicaciones en agua tres días con Amoxicilina (250g/1000l) seguido de una semana con medicación del pienso con fenoximetil penicilina (250ppm), ha dado buenos resultados en casos graves.

Para el control en lechones lactantes, se puede recurir al tratamiento de las madres con penicilinas inyectables en el momento del parto ó medicando el pienso 7 días antes del parto y 7 después con amoxicilina, penicilina ó ampicilina.

En lechones destados y engordes podemos recurir a:

-Medicación de piensos de destete y entrada a cebo con 250 ppm de fenoximetil penicilina ó 300 ppm de amoxicilina

-Inyectar los lechones con penicilinas ó amoxicilinas de acción retardada dos días antes de la incidencia y el día de esta.

-Medicaciones pulsátiles (tres días a la semana),dos semanas antes y después, del periodo de mayor incidencia.

Todos los que estamos trabajando en esto, sabemos cómo tras la aparición del  virus PRRS y PCV2,  principalmente ,por ser virus que comprometen el sistema inmunitario, los casos de esta enfermedad, así como de otras tales como streptococcias, epidermitis etc… se han visto exaltadas y muy resistentes a los tratamientos habituales, sin embargo la enfermedad de Glässer, también es típica de granjas de alta salud con destetes tempranos, en  los que los lechones son destetados sin tan siquiera haber sido colonizados por esta bacteria (lógicamente sin haber desarrollado ningún tipo de inmunidad propia) . Cuando entran en contacto con la bacteria en su fase de destete ó cebo, sufren brotes agudos de la enfermedad.

En la prevención de la enfermedad se pueden emplear bacterinas (vacunas inactivadas) y autovacunas. El problema de las vacunas comerciales es la falta de protección heteróloga y si esta existe, es parcial. En las vacunas comerciales, se busca el incluir los serotipos  mas prevalentes, que además provoquen cierto grado de inmunidad frente a otros. Son precisas dos dosis con un intervalo de 2-4 semanas entre ellas. Se puede vacunar a las madres (útil para casos de Glässer en lactación ó primeros estadios del destete) ó a los lechones.

En España disponemos de la vacuna de laboratorios Hypra (Hiprasuis Glasser), vacuna inactivada con serotipos SV1 y SV6, indicada para cerdas ó lechones;  Porcilis Gläser de Intervet Schering Plough, vacuna inactivada que emplea el serotipo 5,  indicada para vacunar animales a partir de 5 semanas de edad (14 semanas de duración de la inmunidad tras la vacunación) y Suvaxyn M hyo,parasuis de lab. Fort Dogge (ahora del grupo Pfizer), vacuna combinada para la protección frente a Mycoplasma hyopneumoniae y H parasuis, contiene los serotipos 4 y 5 ,pudiéndose emplear a partir de la  primera semana de edad (duración de 6 meses de la inmunidad ,tras vacunación).

En el caso de las autovacunas, el problema radica en la complejidad para aislar el serotipo concreto responsable del caso en la granja, pues puede haber más de un serotipo involucrado ó ser la granja infectada por otro serotipo tras instaurar la vacunación.

En esta enfermedad, así como en otras, disponemos de diferentes “armas” y probablemente cada caso requiere un tratamiento individual.

About these ads

3 comentarios en “ENFERMEDAD DE GLÄSSER: Diagnóstico y tratamiento

    [...]  Si tienes interés:Enfermedad de Glässer , Diagnóstico y tratamiento [...]

    INDICE DE ARTICULOS « Aprendiendo sobre porcino…. escribió:
    3 junio 2010 en 16:04

    [...] -Enfermedad de Glasser: Diagnóstico y tratamiento [...]

      Sergio escribió:
      25 septiembre 2014 en 14:00

      Si me interesa saber mas sobre la enfermedad de hemopilus en cerdos y la forma de usar antibióticos

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s